5 consejos para pagar cómodamente de un préstamo online

17.10.2019 (Tiempo de lectura: 5 minutos)

Blog

Pagar un préstamo en línea podría llegar a ser una tarea bastante compleja, ya que los pagos son muy pronto. Pero hay formas para organizar tus finanzas.

1. ¿Qué diferencias hay al momento de pagar un préstamo promedio con un préstamo online?

La gran inquietud de los solicitantes de préstamos online es el plazo de tiempo que tienen para pagar. Debido a que el promedio de tiempo pasa de 1 a 3 meses, muchas veces se torna complicado devolver el dinero más los intereses. Sin embargo, existen diferentes métodos para lograrlo efectivamente.

Una de las diferencias primordiales de un contrato con un banco o un prestamista privado promedio es que los plazos de pago son extensos. A diferencia de los créditos y préstamos en línea, los cuales tienen plazos de amortización inmediatos, estos podrían tomar meses o pagos para cancelarse.

Los préstamos de esto tipos tienen una condición de inmediatez. Como son sumas de dinero relativamente bajas, están pensadas para que sean equivalentes con los salarios de los solicitantes y que, asimismo, sea más fácil cancelarlos. Mientras que los bancos cobran comisiones altas para sumas grandes, los préstamos en línea tienen otro comportamiento.

Existen formas prácticas de cancelar un préstamo, ya sean préstamos urgentes o minicréditos. Para todos los casos, los consejos siguientes se aplican perfectamente.

2. 5 consejos para cancelar tus préstamos online

A continuación, mencionamos algunos consejos prácticos que te ayudarán a cancelar con mayor comodidad sin poner tus finanzas en riesgo:

  1. Saca un presupuesto previo al préstamo: considera todas las variables posibles antes de pedir un préstamo. Compara tu salario con el valor del crédito y el tiempo que te tomará pagarlo. Es necesario ser coherente entre la cifra solicitada y tu disponibilidad, sin dejar de cubrir ningún gasto indispensable durante el mes.
  2. Minorizar gastos superfluos: aunque los planes de pago son cómodos, no significa que no sean un reto. Es necesario dejar de gastar en cosas que podrían impedir un pago. Por ejemplo, reducir la cantidad de salidas un fin de semana o tomar menos café en la calle. Direccionar este dinero a la cancelación del crédito es oportuno.
  3. Considerar otras entradas de dinero temporalmente: para poder generar mayor liquidez y que tengas acceso a mayor capital, es recomendable que tengas en mente otras entradas de dinero. Por ejemplo, hacer algún trabajo freelance en tus tiempos libres u horas extras en el trabajo. Empeñar algún objeto podría ser otra alternativa. No obstante, pensar pagar un préstamo con otro préstamo es una de las peores ideas (tus deudas no se acabarían).
  4. Amortizar otros pagos previos: intenta que tus tarjetas de crédito o créditos anteriores estén amortizadas. Asumir un nuevo préstamo en paralelo a los que ya tenías previos podrían ser un reto para pagar, llevándote a retrasarte en cualquiera de ellos. Haciendo esto crearás un mejor perfil crediticio y aumentará tu credibilidad con cualquier instancia de préstamo (tanto prestamistas privados, bancos u online).
  5. Usar cualquier medio de pago disponible: dependiendo de la cantidad de dinero que requieras, podrías necesitar mucho o poco capital. En caso de que el préstamo sea de mayores dimensiones, requerirás de dinero adicional al de tus ingresos mensuales. Algunas veces se sugiere que uses partes de tus ahorros o que empeñes algún bien para encontrar dinero extra que te ayude a pagar y sumar fondos en tu préstamo.

¿Te gusta este artículo? Compártelo con tus amigos

Compartir en Facebook

¿Tienes alguna pregunta o alguna experiencia propia? Compártela en los comentarios.

También podría interesarte