5 trabajos muy demandados en internet actualmente

21.8.2019 (Tiempo de lectura: 5 minutos)

Blog

Es común escuchar que el internet ha agotado las posibilidades de trabajo debido a la amplia difusión que propulsan los medios de comunicación. No obstante, eso es un mito que hay que desmentir. Contrario a lo que piensa la mayoría, la web se ha convertido en una herramienta cuyo alcance puede llevar la realización personal a otro nivel. Actualmente, las personas tienen la oportunidad de conectar con sus trabajos soñados ganando buenos dividendos y sin moverse de casa.

Incluso, si estabas pensando impulsar tu propia empresa y pedir un minicrédito para impulsarte, vendría fenomenal en este proyecto.

El teletrabajo en la época tecnológica

La modalidad laboral a distancia, mejor conocida como teletrabajo o freelance, encabeza las listas de aquellas actividades remuneradas preferidas por quienes han crecido en la era tecnológica. Solo en Argentina, por ejemplo, 970.000 habitantes se desempeñan profesionalmente a distancia, el 82% de esta cifra asiste de forma esporádica a la oficina y el 18% lo hace todo desde su hogar.

Colosos empresariales, entre los que se cuentan Microsoft y Eventbrite, apoyan esta tendencia adaptando los objetivos a este nuevo medio de trabajo. La corporación Intive asegura que si es posible manejar a los clientes de manera online también lo es para los empleados. De hecho, se ha comprobado que los trabajadores a distancia tienen un rendimiento superior al 13% en relación con quienes trabajan de forma convencional.

5 trabajos online muy demandados

  1. Atención al cliente: se trata de una labor bastante sencilla porque el individuo solo debe responder preguntas frecuentes, correos y mensajes. Además de ello, existe una gran cantidad de ofertas en internet, puesto que los clientes se han incrementado exponencialmente debido a la expansión de las grandes empresas a través del internet.
  2. Google Adwords: es una persona que se dedica a realizar las actualizaciones correspondientes al editor de anuncios en Google y el detector de palabras clave. Esto se realiza con la finalidad de brindar a los vendedores web unos recursos para atraer mayor volumen de compradores vía online.
  3. Telemarketing: la exigencia de individuos que sepan manejar las redes sociales para promocionar productos y servicios se acrecienta cada vez más. El trabajo consiste en postear publicidad, medir el impacto de la información difundida, así como crear estrategias para aumentar los seguidores.
  4. Unity 3D: éste es el nombre de un programa que se emplea para diseñar videojuegos y aplicaciones de alta calidad. Los que sepan utilizarlo tendrán un amplio campo de trabajo. Según Statista, la demanda de los videojuegos se disparará a los 131 millones de dólares el año que viene.
  5. Gestión de correos electrónicos: aunque parezca que cualquiera puede administrar sus correos, lo cierto es que muchos empresarios no disponen del tiempo para hacerlo. Por tanto, contratan sujetos responsables que clasifiquen, lean y respondan correos electrónicos.

¿El trabajo a distancia es para mí?

A pesar de que el teletrabajo, o freelance, ha manifestado resultados positivos, también es evidente que no encaja con todas las obligaciones ni con la totalidad de las personalidades. Existen quienes se sienten más creativos manteniendo contacto social con su equipo de profesionales. De modo que sería relevante preguntarse si nuestra técnica de trabajo podría acoplarse a la opción en línea.

Por otra parte, cabe destacar que hay ciertos empleos que no pueden prescindir de la interacción presencial. En tal caso, lo que se recomienda es hacer un plan creado sobre la base de un sistema semipresencial. Así, también se encontraría un balance entre los que necesitan del debate con personas reales y esos que se sienten cómodos en el teletrabajo. Tampoco podría faltar un préstamo al instante que acompañe una iniciativa de este tipo.

Es innegable que los trabajos desde casa son cómodos y ahorran dinero en traslado u otros gastos. Sin embargo, se deben considerar algunos factores como por ejemplo las distracciones que enfrenta el trabajador al desarrollar actividades desde casa. Por ende, es importante pensar en ese escenario para plantearse un cambio de modalidad. Si se logra compaginar la vida cotidiana con el teletrabajo es probable que sea de gran provecho.

¿Te gusta este artículo? Compártelo con tus amigos

Compartir en Facebook

¿Tienes alguna pregunta o alguna experiencia propia? Compártela en los comentarios.

También podría interesarte