Comercios en la web para PyMEs: secretos que hay que conocer

10.9.2019 (Tiempo de lectura: 10 minutos)

Blog

Las estadísticas realizadas a nivel mundial revelan un fenómeno financiero preocupante para el desarrollo de la economía particular y global. El 75% de las Pequeñas y Medianas Empresas iniciadas anualmente solo llegan a mantenerse durante dos años. El 20% que resta logra entrar en los cinco años con mucha dificultad y una pequeña fracción completa los 10 años.

Dentro de estos cálculos es preciso señalar que la mayoría de las PyMEs que exceden los dos años permanecen en un estado de inestabilidad. Pero, ¿por qué sucede con tanta frecuencia? ¿Existe alguna manera de evitarlo? A continuación, responderemos estas preguntas y proporcionaremos secretos para sortear los obstáculos. Acompañar planes de emprendimiento con un préstamo personal es una solución que te ayudará a mejorar el panorama.

¿Por qué fracasarían las PyMEs?

Un aspecto que ha sido poco divulgado en el ámbito empresarial es que el conocimiento sobre Pequeñas y Medianas Empresas no es el que se enseña en maestrías, diplomados o carreras universitarias. Esos programas están hechos para formar a profesionales que trabajen dentro de compañías grandes. De manera que tenemos un primer problema que yace en la educación de quienes piensan saber cómo manejar la dinámica en una PyME.

Es ampliamente ignorado el hecho de que los principios aplicados para las grandes corporaciones tienen escasas similitudes con aquellos adecuados al desarrollo de un negocio más reducido. De aquí que se adjudiquen a discreción acciones de gestión que terminan conduciendo el destino de la empresa hacia el fracaso. Pocos tienen la astucia de aprender a corregir dicho error y empezar a estudiar la situación olvidando la teoría.

Las PyMEs requieren de un trato especial con los trabajadores porque el impacto del líder se ve reflejado de modo claro y conciso debido a su tamaño. En su estructura no hay lugar para esconder acciones, por ende, estamos ante un proceso más temperamental. Son empresas de un carácter humano muy marcado y se debe actuar en consecuencia.

Secretos para desarrollar PyMEs

  1. Define un nicho específico: ninguna persona o equipo emprendedor puede ser bueno en todo lo que se proponga hacer. Es por esta razón que se debe buscar un producto o servicio susceptible a ser perfeccionado con el tiempo. Tomar tal decisión ayudará a crear algo único, por lo que todos los clientes acudirán a esa empresa pues promociona un bien irrepetible.
  2. Busca a alguien que regule tu trabajo: aunque las personas que deciden emprender tienen la aspiración de ser sus propios jefes, esto no suele funcionar al principio. Se ha podido comprobar que los dueños de empresas exitosas tuvieron una mano derecha que hacía observaciones a sus acciones desde otra perspectiva. Esto contribuye a expandir el horizonte de ideas y a distribuir responsabilidades.
  3. Enfócate en el marketing económico:las redes sociales constituyen una herramienta indispensable para promocionar cualquier cosa de forma efectiva y son gratuitas. Actualmente existen múltiples softwares accesibles que brindan estadísticas de interacción, horas de mayor tráfico, porcentaje de aceptación, entre otros datos que sirven para orientar la oferta.
  4. Realiza una página web: tener un sitio virtual que las personas puedan escudriñar es una estrategia tanto de difusión como de confianza. Una página creada con organización y claridad permite que el cliente se sienta atraído por el producto.

El mito del emprendedor

Son innumerables los mitos que están alrededor de la idea del emprendimiento en el campo de las PyMEs. Sin embargo, existe uno que ha resultado excesivamente dañino para los empresarios en los últimos años. Consiste en creer que saber hacer algo es sinónimo de saber cómo dirigir un negocio. Es común encontrar dueños poco exitosos que son una autoridad desempeñando un oficio que han perfeccionado durante años.

Ser un virtuoso no asegura el crecimiento de una PyME. Créditos rápidos algunas veces pueden ser alternativas viables. Las personas que solo saben ejecutar, por lo general, están en la nómina de empleados de empresarios destacados. El secreto para ser un dueño adecuado está en saber cuáles son los roles que van a cambiar desde el momento en que se decide iniciar un emprendimiento. Sin enterarse, los nuevos empresarios deben compartir al menos seis funciones principales:

  • Director de marketing.
  • Director de finanzas.
  • Director de ventas.
  • Director de recursos humanos.
  • Director general.
  • Director de operaciones.

El dueño tendrá que generar estrategias de difusión, al mismo tiempo que controlar las finanzas y revisar las ventas. Adicionalmente, deberá encargarse de reclutar personal capacitado, además de asegurarse de que todo esto se engrane y funcione bien. No es fácil manejar tales papeles si no se ha aprendido junto con la técnica de ejecución del producto.

¿Te gusta este artículo? Compártelo con tus amigos

Compartir en Facebook

¿Tienes alguna pregunta o alguna experiencia propia? Compártela en los comentarios.

También podría interesarte