Finanzas online: emprender un negocio en la red

25.4.2019 (Tiempo de lectura: 10 minutos)

Blog

Los negocios en línea están a la mano. Consolidar tu empresa en la red es una alternativa que diferentes inversionistas están considerando.

1. ¿Qué es un e-business?

Los emprendedores han conseguido en el internet una herramienta accesible para operaciones de emprendimiento en el primer intento. Su rentabilidad es una de las cualidades más atractivas porque disponen de la oportunidad para experimentar diversas alternativas de mercado sin poner demasiado capital en juego.

Sin embargo, la facilidad que brindan las redes suele confundirse con el hecho de que la construcción de un negocio de este tipo no amerita grandes esfuerzos. Los proyectos online presentan retos diversos que establecen una gran demanda. Se requieren de nuevas destrezas relacionadas con el mundo de la web en simultaneidad con el mercado actual.

Es necesario que los responsables del proyecto sean capaces de planificar cada detalle de manera minuciosa. Como cualquier otra empresa offline, es de vital importancia desplegar estrategias que impulsen el alcance de los objetivos propuestos. Por lo tanto, un anteproyecto que contemple el summum de operaciones direccionará posteriores estrategias.

Según estudios realizados por especialistas de la economía actual, Statista apunta que desde el 2017 al 2023 las ventas por e-commerce hasta 735 millones de dólares, lo cual sustenta un crecimiento exponencial de la economía en este sector. Se podrá contemplar mejor en la siguiente gráfica.

E-commerce el 2017 el 2023

Las tácticas de mercado virtuales se convierten en un tema complejo en tanto que se deben considerar múltiples recursos tecnológicos para llevar a cabo la tarea. Esto supone un cambio considerable que debe ser tomado en cuenta con la finalidad de adaptar el negocio a los constantes cambios que introduce el intercambio global de datos en las redes.

2. Requisitos para consolidarse en un negocio online

Aunque los únicos requerimientos básicos para desarrollar un e-business serían un ordenador y conexión a internet, esto no es suficiente para lograr un proyecto exitoso. La disposición de estadísticas, objetivos generales y específicos, un estudio de mercado son los vectores empresariales que fundamentan la salud de una propuesta novedosa.

Entre algunos de los requerimientos esenciales están las tecnologías. Las empresas online integran las Tecnologías de la Comunicación y la Información (TIC) en todas las actividades correspondientes a su ejecución. En otras palabras, se entenderá esto como la implementación de plataformas de conexión en la red, el uso de softwares capaces, redes sociales y una destreza para el ejercicio de estos recursos.

Consientes de las dimensiones un negocio digital, se vuelve imperativo disponer de herramientas de servicios en línea. No obstante, incluir estas herramientas en tu inventario, aunque no lo parezca, es bastante sencillo. Lo único que todo emprendedor necesita es conocer los alcances de las redes a nivel internacional y a través de cuáles medios puede publicarse información, productos, análisis, entre otros.

3. Cómo iniciar un negocio online

La fase que sustenta el proceso de construcción como éste es aquella que antecede a la concreción de acciones. Cuando se aspira a un proyecto, es preciso darle forma mediante algunas preguntas que aclararán el panorama. Cada una de ellas se encuentra orientada a evaluar el nivel de viabilidad que tiene ese proyecto a futuro.

¿Cuál es el producto o servicio que voy a ofrecer?

Se trata de elegir el punto focal de la empresa. Todos los consumidores llegarán a ese sitio web para beneficiarse de algo que encuentren atractivo. Por tanto, el producto debe ser un reflejo de los intereses del inversor en relación a la cotización comercial. Es por esto que el responsable del proyecto tendrá que averiguar lo que le apasiona a un público receptor.

Una clave que puede seguir un inversionista es apuntar a algún producto que conozca. Es decir, ofrecer algún material que sea de su experticia. De tal modo, conocerá los límites, alcances, presupuestos y recepción.

¿Necesitamos de asesorías?

Normalmente los dueños de empresas virtuales buscan la asesoría de personas expertas en el producto a ofertar. La extensión del campo de inversión es abrumadora y arrojar propuestas al vacío podría implicar perdida de tiempo, lo que se traduce en gastos.

¿Desconoces cuál es la opinión de un público receptor sobre determinado producto? Las redes están atestadas de referencias y comentarios de potenciales clientes. La opción de consultar feedbacks, reseñas y artículos podría ofrecer una dimensión más amplia de la información que requieres para invertir.

¿A qué público estará dirigido el producto o servicio?

Conocer al cliente y aquello que demanda es determinante para saber qué servicio vas a ofrecer. Es importante entender que, cuando se hace marketing digital, promocionando cualquier bien, simultáneamente, se produce una reacción receptiva o evasiva en un público determinado.

Conocer los intereses de una época, una localidad, una corriente, algún tipo de moda que esté vigente es otra forma de saber cómo direccionar tus futuros proyectos.

¿Debes conocer los motores de búsqueda?

Investiga cuál es la audiencia que demanda el producto elegido. Existen motores de búsqueda que pueden proporcionar esta información. Los mercados internacionales suelen tener comportamientos diametralmente distintos a los locales o nacionales. Las variables que modifican la relación entre oferta y demanda deben ser estudiados de manera específica. Por ende, es recomendable filtrar las búsquedas atendiendo a este factor geográfico.

En esta misma línea se debe prestar especial atención a las palabras que aparecen al momento de hacer las búsquedas. Tales términos son llamados keywords, cuya traducción es "palabras clave". Se basan en algoritmos cifrados por los buscadores para categorizar las tendencias de lo que la gente busca en internet. Logrando identificarlas, es posible dar con productos vinculados con tu área.

4. Herramientas para hacer marketing digital

Hagamos hincapié en este punto, el cual ha sido mencionado de soslayo. Los negocios que se manejan a través del internet captan sus clientes gracias a los diversos recursos virtuales ideados para ello. Dependiendo del target al cual se desee llegar, el emprendedor puede combinar los que mejor se adapten a su finalidad:

  • Página web: serán los cimientos de tu negocio en internet. Todo lo que vaya a ser ofertado debe contar con un lugar que distribuya de manera organizada y al acceso del público. La página web consiste en el centro de acopio de la data.
  • Redes sociales: constituyen una vía promocional obligatoria para el éxito de un e-business en tanto que son un mecanismo de conexión masivo. Esto implanta una reproducción constante de tu imagen. Entre las estrategias efectivas para un amplio alcance en el mercado sería, por ejemplo, generar un plan de redes en los que se establezca una línea temática para hacer publicaciones periódicas. Además, brindan el beneficio de poder descargar reportes estadísticos que permiten monitorear las visualizaciones.
  • Aplicaciones: formar parte de los dispositivos electrónicos que las personas usan a diario puede impulsar un negocio en poco tiempo debido a la facilidad de acceso que ofrece. Las aplicaciones que se diseñan para negocios en internet pueden funcionar en modo offline, online o de forma mixta. Aunado a ello, hay versiones que se pueden vincular a sistemas de gestión internos de la empresa utilizando webservices para atender las solicitudes de los clientes automáticamente.

5. Microcréditos para iniciar un negocio online

Muchas personas consideran que emprender un negocio sería más económico y fácil si se hace en línea. Aunque hay algo de verdad en esa afirmación, todo plan de trabajo demanda la presencia de un capital de inversión. Por lo tanto, un préstamo rápido es una interesante forma para iniciar.

Los préstamos online han sido pensados para impulsar las iniciativas de los emprendedores que deseen incursionar en cualquier ámbito del mercado. Debido a que están hechos para personas que no cuentan con los recursos, o el perfil para iniciar un negocio, se han convertido en una alternativa ideal para los empresarios virtuales.

Los proyectos llevados a cabo mediante las redes no requieren de grandes cantidades de dinero. Por ende, los créditos online pueden funcionar como un recurso para formar una base sólida, ahorrar esfuerzos y tiempo. Contratar un servicio que se encargue de ampliar las oportunidades de posicionamiento web o encontrar un especialista dedicado a la administración de las redes sociales podría ser una inversión inteligente.

Para afrontar esta competencia en poco tiempo, es necesario consultar la opinión de los expertos. Un microcrédito al instante puede proporcionar los fondos requeridos para ello sin intereses, sin garantías y con flexibilidad de pago.

La excelencia detrás de emprender un proyecto respaldado por un préstamo rápido no termina aquí. Son diversas las empresas las que suman esfuerzos para materializar iniciativas. Entre los servicios que encontramos en el área de microcréditos están las asesorías y consultas, las cuales son fundamentales para garantizar la efectividad de tus ideas.

6. Un compendio de lo que sería emprender tus negocios en las redes

Materias relacionadas a la expansión de la banca digital y el uso de medios virtuales para inversión hacen evidente su pertinencia en las competencias de la economía mundial. En la siguiente gráfica evaluamos cómo el e-business, el uso de la telefonía móvil y las inversiones online cobran un valor prominente en Asia, Europa y Latinoamérica:

Online banking rivals

Queda claro que establecer un plan de acción sólido con estadísticas, estudio de mercado y asesorías profesionales no pueden faltar. Una vez que cuentas con el material económico e intelectivo para enfrentarte a la competencia, podrás disfrutar de los frutos de tus esfuerzos en poco tiempo.

Qué no falte la asistencia de otros en tus ambiciones profesionales. En la web se encuentra un catálogo variado de startups y pequeños empresarios que otorgan créditos online. Se pueden solicitar tras un proceso corto que sólo exigirá una descripción del proyecto, los datos básicos del emprendedor, ser residente y mayor de edad. En un periodo no mayor a las 48 horas, el cliente recibirá la respuesta de aprobación a su correo electrónico.

La clave para optar por un microcrédito para un e-business está en tener un plan de acción claro. Es por esta razón que se han enumerado las preguntas pertinentes para evaluar las posibilidades de concretar y sustentar el proyecto imaginado.

En conclusión, las puestas del éxito se encuentran abiertas en línea. Siguiendo estas consideraciones tendrás los consejos suficientes para dar los primeros pasos en el crecimiento empresarial.

¿Te gusta este artículo? Compártelo con tus amigos

Compartir en Facebook

¿Tienes alguna pregunta o alguna experiencia propia? Compártela en los comentarios.

También podría interesarte