¿Para qué se pide un préstamo de 5000 euros?

25.6.2019 (Tiempo de lectura: 5 minutos)

Blog

Solicitar un préstamo, más o menos cuantioso, genera gran ansiedad, porque, más allá del beneficio particular, el objetivo es utilizar el dinero en un proyecto de inversión. Para aliviar el estrés provocado por un compromiso financiero importante, es necesario considerar algunos puntos importantes que se desarrollarán a continuación.

Para un plan de inversión amplio y con alcances mucho más detallados, el acompañamiento de un crédito grande es importante. El préstamo 5000 euros es una opción que no debería faltar.

¿Qué clase de inversor soy?

Antes de solicitar un financiamiento es preciso determinar cuáles son tus intenciones como beneficiario. Básicamente existen tres tipos de inversor en los que te puedes identificar revisando unas características simples.

  1. El inversor arriesgado: si eres de los que están en la búsqueda de una oportunidad que te conceda ventajas a largo plazo, aunque en el camino puedas perder una parte del dinero, eres arriesgado.
  2. El inversor conservador: en caso de que desees cuidar tu capital obteniendo una cifra que te ayude a recuperar lo invertido más un margen de ganancia, tus tendencias son tradicionales.
  3. El inversor intermedio: comparte rasgos de los anteriores, pero trata de mantenerlos en equilibrio. Su finalidad es arriesgarse un poco, pero conservando un soporte económico como respaldo.

¿Qué puedo hacer con 5000 euros?

  • Comprar acciones: ésta es una alternativa que se muestra conveniente para aquellos que tienen experiencia en el mercado bursátil. Crédito 5000 euros personal es una cantidad suficiente, no sólo para iniciar en este mundo, sino que también puedes diversificarte por medio de varios valores. Sin embargo, ten en cuenta que la volatilidad es un factor que convierte esta opción en una decisión arriesgada.
  • Fondos de inversión: para los que no son diestros en la dinámica de la bolsa de valores pueden acudir a un Fondo de Inversión, mejor conocidos como Instituciones de Inversión Colectiva. Se trata de un intermediario de inversión que dispone de profesionales encargados de gestionar el dinero de la manera más inteligente posible. Pueden utilizarse acciones, inmuebles, materias primas, entre otros.
  • Emprendimiento: 5000 euros es la cifra recomendada para hacer una inversión inicial en un negocio pequeño. No obstante, el emprendedor debe saber que las ganancias se obtendrán a largo plazo, pues probablemente se requieran de varios gastos antes de cobrar un dinero extra. Entonces el solicitante del préstamo debe contar con una reserva monetaria que lo respalde para amortizar la deuda mientras genera los ingresos esperados.

Algunas consideraciones generales antes de pedir el préstamo

Sin importar qué tipo de inversor, seas debes saber de antemano que todos los préstamos conllevan riesgos. Incluso en las situaciones más seguras, pueden surgir imprevistos que cambien ligeramente los planes. Por tanto, sería conveniente pensar en ciertos escenarios inusitados para crear un plan de acción que ayude a salir de posibles problemas.

Una de las preguntas básicas que pueden ser útiles en este sentido es qué sucedería si se perdiera la totalidad del capital invertido. En el peor de los casos, cómo impactaría una circunstancia como ésta en las finanzas ¿Podrías enfrentar una deuda de esa clase? Y si no es así, ¿qué estrategia utilizarías para hacerlo?

Asimismo, es necesario interrogarse sobre cuál es la expectativa temporal que has establecido para al menos recuperar el capital. Aunado a ello es preciso tener un aproximado de cuánto dinero esperas ganar en ese período de tiempo. Tales cuestiones te guiarán a invertir en el momento oportuno, y al mismo tiempo, podrás estar prevenido ante diversas circunstancias.

Los préstamos son transacciones que pueden traer muchos beneficios si se emplean sabiamente. Una suma de 5000 euros podría ser el comienzo de un capital en crecimiento para reinvertirlo en un nicho productivo del mercado. La clave está en hacer un estudio que analice las probabilidades de éxito basándose en los planes del inversor, su realidad financiera y las condiciones del préstamo.

5000 euros parecen una cantidad cuantiosa para aquellas personas que comienzan su vida empresarial y no disponen del capital requerido. No obstante, hay formas de conseguirlos con un préstamo personal. Las alternativas existen y podrías ser parte de un proyecto mayor a largo plazo.

¿Te gusta este artículo? Compártelo con tus amigos

Compartir en Facebook

¿Tienes alguna pregunta o alguna experiencia propia? Compártela en los comentarios.

También podría interesarte