PyME y su relación con los microcréditos

26.7.2019 (Tiempo de lectura: 5 minutos)

Blog

En los últimos años, se ha convertido en todo un reto adquirir préstamos para PyMEs. Aunque existe una abundante cartera de productos crediticios, son pocos los emprendedores que pueden acceder a sus beneficios. Ante esta imposibilidad el microcrédito ha tomado la delantera, ofreciendo opciones que se adaptan a las Pequeñas y Medianas Empresas.

¿Por qué no puedo acceder a un crédito para PyME?

El grupo de las PyMEs está comprendido por aquellas entidades empresariales que cuentan con una cantidad de entre 11 y 250 empleados. Debido a su corto alcance, este tipo de comercios posee algunas limitaciones financieras implícitas que obligan a los administradores a recurrir a préstamos de forma constante. De ello depende las oportunidades de crecimiento o la adquisición de liquidez necesaria para poder funcionar.

Por otra parte, las PyMEs ocupan la mayor parte de tejido empresarial en España y muchos otros países. Se estima que para el año 2018, 85% de las empresas eran pequeñas. Asimismo, las pequeñas y medianas son las que muestran un crecimiento superior, oscilando por un porcentaje del 4,01 y 4,54 anual. A pesar de las estadísticas que manifiestan una buena posibilidad de éxito, el otorgamiento de créditos ha mermado.

La respuesta a dicho inconveniente se encuentra en el volumen de empresarios que están aplicando para obtener los préstamos. En este sentido, las instituciones crediticias ponen filtros más rigurosos, los cuales circunscriben la concesión a un conjunto muy selecto.

Microcréditos para PyMEs

Al mismo tiempo que se han disipado los otorgamientos de préstamos, han surgido numerosos organismos de microcréditos que han creado soluciones de financiamiento para PyMEs. Recordemos que esta modalidad nació con el fin de impulsar a los pequeños emprendedores promoviendo el préstamo de reducidas cifras de dinero. Los microcréditos juegan un papel muy importante desde esta perspectiva.

El funcionamiento promovido para PyMEs permite solicitar un préstamo personal de forma conjunta. De esta manera, las empresas establecidas en sociedad pueden asumir el compromiso legal distribuyendo las responsabilidades entre las partes involucradas.

Igualmente disponen de cantidades un poco más elevadas que las ofrecidas a particulares. Así se puede acceder a un monto suficiente para los requerimientos expuestos por cada compañía. Del mismo modo, los lapsos de amortización se dilatan en virtud del monto concedido. Por tanto, los giros tienden a ser cómodos, aunque el tiempo del préstamo continúe siendo corto.

Microcréditos vs créditos bancarios para PyMEs

  • Velocidad de respuesta: las entidades bancarias pueden demorarse entre semanas y meses en brindar una contestación a la solicitud introducida por el cliente. Los microcréditos tienen la ventaja de enviar la respuesta en pocos minutos mediante un correo electrónico o llamada telefónica.
  • Papeleo: los bancos piden muchos documentos legales para empezar a considerar el préstamo, incluso, después de entregarlos todos, podrían contactarte con el objetivo de exigir unos papeles extra. Los microcréditos PyMEs se restringen a lo estrictamente necesario, como, por ejemplo, facturas del negocio, identificación de la persona jurídica, referencias personales y afines.
  • Tasa de interés: los microcréditos fijan un pago mínimo de intereses, y dependiendo de la cifra, podrían anularse por completo. En un crédito bancario siempre tendrás la obligación de pagar una tasa más alta con posibilidad de que esta varíe durante el periodo establecido para amortizar el total.

Si la suma de dinero requerida no es demasiado elevada, el préstamo al instante podría ser la opción indicada. Además, esta variedad de crédito ha sido adecuada a las características de las PyMEs para que el empresario tenga la facilidad de aprovechar la ayuda como le resulte conveniente. Se ha comprobado que los microcréditos funcionan para ejecutar diversas actividades dentro de las PyMEs, no solo se emplean con la finalidad de iniciar un negocio, sino que son útiles para inyectar capital de una forma controlada y segura.

¿Te gusta este artículo? Compártelo con tus amigos

Compartir en Facebook

¿Tienes alguna pregunta o alguna experiencia propia? Compártela en los comentarios.

También podría interesarte