¿Qué hacer cuando tienes capital?

3.10.2019 (Tiempo de lectura: 5 minutos)

Blog

Tener un capital puede ser una situación afortunada pero estresante porque, desde el momento en que cae en tus manos, te preguntas qué hacer. Ésta podría ser la única oportunidad para invertir en ese emprendimiento tan esperado. Sin embargo, el primer paso para hacerlo es contener las acciones y pensar en un plan minucioso. Para ello, especificamos algunos tips para sacar provecho del capital disponible.

La inversión parcial

Ésta es la pregunta inicial que todo emprendedor debe hacerse porque va a condicionar la elección del proyecto y su sustentabilidad. Es importante ubicarse en esta realidad para evitar entrar en un negocio que tenga el peligro de generar deudas impagables. Por ende, lo que se suele recomendar es poner a funcionar el capital en una empresa que amerite poco dinero al principio.

Esto ayudará a observar el comportamiento del pequeño emprendimiento, su recepción en el público y otras variantes que influyen en su compleja dinámica. En dicho proceso se debe hacer un estudio exhaustivo de los ingresos y egresos, así como un análisis para determinar áreas que se pudiesen mejorar. Tal método es efectivo para aquellas personas que no son muy arriesgadas o inexpertas y desean tener todo bajo control.

Además, procediendo de esta forma, la persona puede guardar un fondo “salvavidas” en caso de que el negocio no haya resultado como se esperaba. Por lo que, hacer una inversión parcial, es una técnica que confiere mayor confianza a la hora de poner el dinero en juego. Aunque se cuente con un capital muy grande es favorable empezar de este modo para disminuir las probabilidades de fracaso.

Muchas empresas que ofrecer préstamos online o planes de financiamiento sugieren que la generación de liquidez y el movimiento de capital es beneficioso para un negocio.

Negocios con poco capital

  • Organización de eventos: a pesar de todo el trabajo que conlleva, la organización de eventos es un emprendimiento económico. Esto es así porque el individuo a cargo solo tiene la tarea de gestionar los diferentes elementos implicados. La inversión es pequeña puesto que se reduce a la contratación de servicios y el pago de empleados.
  • Limpieza general: es un rubro poco trabajado pero que deja buenos dividendos. Consiste en ofrecer servicios de mantenimiento en higiene para empresas y localidades domésticas. El capital más cuantioso es el que debe gastarse en productos y herramientas de limpieza. Los gastos constantes se harán por conceptos de salario a los trabajadores.
  • Venta de comida a domicilio: para entrar en el negocio debes fijar un nicho de alimentos que desees promocionar. Una vez hecho esto, lo aconsejable es comprar lo estrictamente requerido para empezar. A medida que las ventas comiencen a producir ganancias se podría invertir en nuevo material.
  • Informática y IT: sectores como la programación, mantenimiento de equipos, producción y análisis informático es un campo que tiene alta demanda y requiere de gastos puntuales de computadores.

Consejos generales

  • Una alternativa para sacar provecho del capital sin precipitarse es conseguir una persona asociada. Así ambas partes colocan una fracción acordada, tomando el resto como fondo de emergencia.
  • Antes de darle inicio a cualquier emprendimiento, es preciso asegurarse de saber lo suficiente sobre el futuro negocio. Aunque esto no garantiza un éxito rotundo, pero es un factor que influye en la calidad del producto o servicio.
  • Nunca inviertas todo lo que tienes sino aquello que te sobre. Si extraes tus fondos de los gastos habituales, será imposible sostener la empresa a corto plazo. Esto sucederá porque saldrán gastos extra que no se podrán cubrir.
  • Si el capital proviene de un crédito, revisa tus finanzas antes de establecer la cantidad que vas a solicitar. De esta forma, podrás cubrir los primeros gastos y tendrás oportunidad de pagar a tiempo. Los préstamos al instante son una opción formidable.

Después de haber distribuido correctamente el capital es primordial saber cómo se va a distribuir el dinero ganado. Un consejo financiero que no falla es ahorrar una parte de los ingresos, otra se debe destinar como recompensa al inversor o inversores y una tercera parte para reinvertir. Estos tres pasos hacen un buen plan de agenciamiento para una pequeña empresa en crecimiento.

¿Te gusta este artículo? Compártelo con tus amigos

Compartir en Facebook

¿Tienes alguna pregunta o alguna experiencia propia? Compártela en los comentarios.

También podría interesarte