Diferencias entre créditos en el banco y créditos online

1.10.2019 (Tiempo de lectura: 5 minutos)

Blog

A pesar de los beneficios que ofrecen aquellos sistemas de créditos rápidos en línea, es importante sopesar entre varias opciones. También es común que las entidades bancarias proporcionen varias alternativas que se adapten a situaciones específicas. Por tanto, es necesario revisar el objetivo del financiamiento, y sobre la base de ello, tomar la decisión indicada.

Diferencias entre créditos online y bancos

  1. Cantidad: las personas que se acercan a una empresa online (por ejemplo, para préstamos urgentes) deben saber que los créditos no brindan sumas muy elevadas. De hecho, se caracterizan por tener un rango que no sobrepasa los 800 euros aproximadamente. Por su parte, los créditos bancarios fijan como mínimo una cantidad de 500 euros; trabajan con cantidades muy altas.
  2. Requisitos: la mayoría de los créditos online no exigen documentación pesada para procesar la solicitud. Se limitan a pedir el DNI, el número de cuenta bancaria, la dirección de correo electrónico y ser mayor de edad. En cambio, las instituciones bancarias piden muchos papeles con la posibilidad de requerir documentos adicionales si se creyese necesario.
  3. Comodidad: para pedir un crédito en el banco, el cliente debe trasladarse hasta una sucursal del mismo. Esto toma tiempo, pues algunas veces el personal responsable se tarda en atender y procesar el requerimiento. Con los préstamos inmediatos online no existe este problema porque la persona puede realizar todo el proceso desde su dispositivo a la hora que le convenga, sin desplazarse a ningún lugar.
  4. Tiempo de respuesta: los bancos tardan días en estudiar el caso del solicitante. Por lo general estas compañías analizan a fondo el riesgo crediticio que implica aprobar un financiamiento a determinado cliente. Las empresas online no se detienen en estos detalles, por ende, la respuesta llega en un lapso máximo de 24 horas.

ASNEF para créditos online y en bancos

Una gran parte de los bancos no concede créditos a personas que figuran como morosos en los registros de ASNEF. Esto se explica porque es un antecedente que incrementa el riesgo crediticio. Recordemos que este último se calcula tomando en cuenta algunos criterios cualitativos, encargados de establecer un porcentaje de probabilidad de impago. A veces por muy insignificante que haya sido la mora, el banco decide no otorgar financiamientos.

Sin embargo, existe una pequeña fracción de entidades bancarias dispuestas a conceder créditos bajo estas condiciones. Pero la tramitación suele ser más rigurosa puesto que la institución se ve obligada a pedir mayores garantías y documentación extra. En la modalidad online es posible conseguir créditos con o sin ASNEF fácilmente. Incluso muchos ni lo especifican puesto que no es un elemento al cual se le confiera demasiada importancia.

De modo que en casi todas las ocasiones los clientes dan por hecho que no toman en consideración las referencias de ASNEF. Si una empresa online no permite usuarios con ASNEF generalmente es en caso de que su estatus sea de gravedad.

Justificación de crédito

Los créditos online pueden hacer preguntas con respecto a cuál será la utilidad del crédito en cuanto sea concedido. Aun así, no hay respuestas incorrectas pues se trata de una pregunta rutinaria. Esta cuestión se debe especificar en el cuestionario que llena el cliente al inicio del trámite.

Quizás este aspecto tenga mayor preponderancia en créditos diseñados para pequeños emprendedores, con la finalidad de medir la sustentabilidad del proyecto. Los créditos bancarios sí requieren de una justificación coherente y bien redactada. Esto forma parte del conjunto de cualidades que se buscan para elegir al mejor candidato de un crédito.

La elección exitosa de un crédito empieza por sincerar la situación financiera del cliente. Esto incluye las características económicas de la persona, su finalidad, su plan de inversión, entre otras. Una vez que sepas esta realidad será más sencillo seleccionar la modalidad de crédito que se adapte mejor a tus necesidades.

¿Te gusta este artículo? Compártelo con tus amigos

Compartir en Facebook

¿Tienes alguna pregunta o alguna experiencia propia? Compártela en los comentarios.

También podría interesarte