¿Cómo puedo financiar un imprevisto?

⌛️ 14.5.2021 (Tiempo de lectura: 10 min.)

¿Cómo puedo financiar un imprevisto?

La mayoría de las necesidades urgentes de dinero son de pequeñas cantidades, unos imprevistos en los que hay distintas formas de financiación, con pros y contras que analizamos.

En un momento en el que ahorro sube de forma global, la diferencia entre quienes ahorran y quienes no lo hacen es cada vez mayor. Así, cuatro de cada 10 españoles, según el Banco de España ahorran, buena parte de este ahorro es el considerado por el organismo regulador de las entidades financieras en España como “forzoso”, ya que es derivado no de la voluntad del ahorrador, sino de que las circunstancias actuales conlleva un menor gasto y por tanto que se incrementó el dinero de reserva.

Pero este dato muestra otra cara, 6 de cada 10 españoles no ahorran. Esto les deja en una posición de extrema fragilidad ante cualquier imprevisto económico. Una caída de ingresos o un incremento de gastos, aunque sea puntual, se puede convertir en un problema, que incluso puede ser grave si no se pagan suministros clave o no se puede hacer frente a un gasto que condiciona tu actividad, incluida la económica.

Por ello, buscar una solución financiera para hacer frente a los imprevistos es fundamental. Las posibilidades actuales son múltiples, destacando descubiertos, tarjetas de crédito, anticipos nómina o microcréditos, todos ellos con pros y contras que hay que analizar.

Descubiertos: pros y contras

El descubierto, en concreto, los “descubiertos tácitos”, son aquellos mediante el cual el Banco pone a disposición de un consumidor, su cliente, fondos que superen el saldo de su cuenta a la vista. Pero este cambio no ha supuesto más que una mejora en información y no en el coste. Es decir, cubre deudas, como recibos, aunque no haya dinero en la cuenta, no devolviendo este recibo a la entidad emisora.

Estos están regulados por la Circular 5/2012 sobre transparencia de los servicios bancarios y responsabilidad, que establece que:

  • El banco debe informar de forma rápida al cliente sobre la existencia de un descubierto.
  • Debe notificar todos los gastos, comisiones y penalizaciones.
  • Qué medidas se tomarán si el plazo también se excede más de un mes.

Ventajas de los descubiertos

La ventaja principal de los descubiertos está en su inmediatez, y en el que, siempre de los límites establecidos por el banco, se concede de forma automática, sin realizar ningún trámite.

Lo normal es que nos permita hacer exclusivamente frente a recibos u otros gastos que tengamos domiciliados en la cuenta corriente. Pero existen casos, en los que incluso se permite hacer disposiciones en efectivo.

Aunque potencialmente positivo, tiene dos caras, ya que, por un lado, poder disponer dinero de efectivo es una opción positiva, pero también se dan los casos en los que ocurre lo contrario, que sacan dinero sin saber que están en descubierto y esto les genera unos costes muy importantes.

El concepto de límite en cantidad es fundamental, en cuanto en la mayoría de los casos los descubiertos que se permiten lo son por pequeñas cantidades, por lo que solo pueden cubrir imprevistos pequeños, generalmente pagos de recibos.

Desventajas de los descubiertos

La principal es su coste muy elevado. Proporcionalmente es más caro cuanto más pequeño es el descubierto generado. Esto es así por su estructura de costes en la que se suman varios componentes:

  • Intereses: Aunque cabría pensar que es la partida principal es en casi todos los bajos la más baja. En primer lugar, porque están limitados en su tope máximo, en segundo porque se calcula según la cantidad -que suele ser baja- y el número de días del descubierto.
  • Comisión por descubierto: Por el contrario, la comisión por descubierto es un importe que se cobra con independencia de los días en los que se genere en el descubierto, dando igual que este dure un día o un mes. Lo que eleva aún más el coste es que en muchas ocasiones detrás del porcentaje hay un importe mínimo, por ejemplo: 5% con un mínimo 15 euros. ¿Qué significa? Que por una deuda de 100 euros, por ejemplo, en lugar de tener un coste de 5 euros (5%) se aplica ese mínimo de 15 euros.
  • Comisión por reclamación de posición deudora: Funciona igual que la anterior, pero el hecho que la causa no es que haya un descubierto, sino que este no se devuelve tras unos días de generación (normalmente 3) y la entidad reclame el mismo ya sea por escrito (carta) o por medios electrónicos (generalmente SMS). Su importe es también muy elevado, muchas de las entidades financieras cobran por encima de 18 euros por este concepto.

El resultado es que nos encontramos con una financiación muy limitada (en uso y cantidades) y muy cara, al ser el resultado de la suma de los tres conceptos, y que proporcionalmente especialmente castiga los descubiertos menores.

Tampoco hay que olvidar que no todas las cuentas corrientes ni todos los clientes conceden descubiertos, y como hemos indicado más allá de poder pagar

Tarjetas de crédito: pros y contras

Otra opción para hacer frente a una pequeña deuda por un imprevisto es usar una tarjeta de crédito, en la que podemos utilizar por dos vías:

  • Pagando directamente: No solo en caso de bienes como una reparación del coche o una sustitución de un electrodoméstico, por ejemplo, también muchos servicios como recibos de la luz nos permite pagar con tarjeta.
  • Sacando dinero en efectivo: Ya sea haciendo disposiciones en cajeros automáticos, pero también la mayoría de las tarjetas nos permiten que ingresemos este dinero en cuenta.

La clave de todo ello está en que estos importes los podemos financiar, ya sea fraccionándolo en plazos o juntándose con el resto de una posible deuda que se paga en cuotas reducidas, ya sean de importe fijo o un porcentaje sobre la deuda.

Ventajas de las tarjetas de crédito

La ventaja principal es la inmediatez y su versatilidad. Si tenemos dinero disponible dentro del límite prefijado para nuestra tarjeta, podemos usarlo para pagar o financiar este imprevisto, sin tener que hacer ninguna solicitud o aportar papeleo adicional.

Esta versatilidad se extiende principalmente a las formas de pago de la tarjeta de crédito. En la mayoría de ellas no solo el cliente tiene una enorme libertad entre elegir entre pagar toda la deuda o financiar, sino que dentro de esta puede cambiar la cuota, con mínimos que son muy reducidos de hasta un 5% de la deuda, o incluso menos.

Desventajas de las tarjetas de crédit

En primer lugar, está que no todos los clientes tienen acceso a estas tarjetas, es más si la tienes si no la tienes concedida, no es inmediato conseguir una tarjeta de crédito. Como un préstamo bancario, tiene que pasar por un complejo proceso de análisis para su concesión. Además, personas que puedan tener algún tipo de problema financiero o simplemente han visto reducir sus ingresos, aunque sea coyunturalmente, tienen mucho más compleja su concesión.

En segundo lugar, hay que analizar muy bien sus costes:

  • Si financias una compra: Tendrás que pagar unos intereses, que suelen ser elevados, por encima del 20% TAE en la mayoría de los casos.
  • Si sacas dinero en efectivo: Además del interés al fraccionar el pago tendrás que añadir una comisión por disponer este dinero, elevada (suele estar entre el 4%-5%) y que además tiene mínimos como ocurre con la comisión del descubierto.
  • Otros gastos: Muchas de las tarjetas incluyen otros costes como los derivados de tener un seguro de protección de pagos que se paga mensualmente por la deuda pendiente.

El resultado es que, especialmente si se alarga el pago de la deuda con cuotas bajas, se dispara el coste de este tipo de financiación.

Anticipos nómina: pros y contras

Otra posible solución de financiación es la que muchos bancos posibilitan al domiciliar la nómina, tanto por su coste como por la rapidez en conseguir dinero.

Los anticipos nómina consisten en una cantidad de dinero que el banco “anticipa” a su cliente y que tiene en cuenta que se haya domiciliado una nómina, ya que el límite máximo a solicitar se calcula según el importe de la nómina que se ingresa regularmente.

Ventajas de los anticipos nómina

Los anticipos nómina tienen principalmente dos ventajas:

  • La primera es su coste: Muchos anticipos nómina no cobran intereses sino una comisión que se paga al principio del préstamo, aunque hay que analizar este coste en términos TAE para poder comparar entre otras formas de financiación. Otros, aunque cobran intereses no son elevados, en línea con los mejores préstamos al consumo del mercado.
  • La rapidez: Aunque no son inmediatos, si el tiempo de respuesta suele ser bastante rápido, teniendo el ingreso en la cuenta donde se domicilia la nómina en unos pocos días.

Desventajas de los anticipos nómina

La primera desventaja es clara, es un producto no accesible para todos, ya que, en primer lugar, es necesario no solo tener nómina domiciliada, sino que en casi todas las ocasiones se añaden otros requisitos, como son la antigüedad con la nómina domiciliada y su importe. Estos requisitos no son fáciles de conseguir para justamente las personas que necesitan más dinero para imprevistos.

La segunda está en que son estructuras muy rígidas, tanto en los importes a solicitar como especialmente en los plazos, que no suelen ir mucho más allá de unos pocos meses, sin posibilidad de prolongar y descontando directamente de la cuenta corriente.

Minipréstamos para imprevistos

Los minipréstamos es la solución más moderna, que ha llegado a España en los últimos años, multiplicándose las opciones en el mercado y por tanto las posibilidades para el cliente, en un proceso 100% online, y en el que el uso de un comparador para poder analizar todas las ofertas es fundamental.

Consiste en préstamos de pequeñas cantidades, normalmente alrededor de 300 euros, aunque cada vez hay más empresas que ofrecen cantidades muy superiores, de hasta 1.000 euros o incluso más dinero. Esta cantidad se devuelve en su totalidad cuando llega el plazo prefijado sumando, si los tuvieran, los intereses, ya que existen minipréstamos sin coste.

Ventajas de los minipréstamos

Los minipréstamos tienen una serie de ventajas, tanto derivadas por sus características como de su forma de tramitación, de las que destacan:

  • Son flexibles: Es el cliente el que elige la cantidad dentro de los límites preestablecidos por cada empresa (mínimo y máximo) y así poder adaptarlo a su necesidad de dinero.
  • Su tramitación es muy rápida: Los minipréstamos se solicitan 100% online, desde cualquier sitio, sin tener que desplazarte, pero también sin tener que mandar papeleo, o tener nóminas domiciliadas, declaraciones de la renta, etc. Tan solo tienes que mostrar tus datos de identificación (DNI o NIE) y un modo de contacto.
  • Son mucho más accesibles: Solo tienes que garantizar tener ingresos, sin que tengan que ser por nómina o pensión. También los límites de edad son muy amplios desde mayor de edad hasta los 70-75 años.
  • El ingreso es muy rápido, incluso en muchas ocasiones inmediato, con ello se puede hacer frente al imprevisto de forma rápida y eficaz.

Desventajas de los minipréstamos

El principal hándicap está en el plazo, que suele ser corto, y por ello, es fundamental que tengamos previsto tener ingresos para así no solo no incurrir en sobrecostes, también para poder optar a nuevas financiaciones con incluso mejores condiciones en cuanto a mayores cantidades y plazos más largos.

La importancia del plazo de amortización en los préstamos para imprevistos

En todos los casos los imprevistos se deben financiar por fórmulas a corto plazo. Esto es así porque siempre debemos adecuar el motivo del préstamo al tiempo de pago. Por ejemplo, una vivienda con una hipoteca lo dilatamos a plazos de 25, 30 o incluso más años, un préstamo coche, suele durar 5-7 años, los años en el que el vehículo tiene gran valor.

Por ello, un imprevisto, que no suele tener un importe alto, y que surgen de forma imprevista, es conveniente usar fórmulas en las que se devuelvan lo más rápido posible, lo que conlleva que no se paguen por cuotas, sino que se devuelva el capital y los intereses en el vencimiento.

A esto hay que añadir que los imprevistos pueden surgir en cualquier momento, y con ello, si se necesita otra vez financiación es importante tener las deudas saldadas, tanto por las limitaciones de poder usarlo (en un descubierto es la forma más clara de verlo, ya que si estás en “números rojos” no van a ampliarlo más), pero también porque estarías prolongando un coste en tu presupuesto familiar.

Por todo ello, la financiación debe ser responsable y siempre basarse en la mayor certeza de poder devolver el préstamo. Es cierto que existen formas de financiación como los minicréditos que incluso permiten pedir un préstamo con ASNEF, pero el objetivo de toda financiación, incluidos los préstamos por imprevistos, es hacer frente a un pagos y tener un equilibrio en el presupuesto familiar.