Cómo salir de ASNEF paso a paso

⌛️ 16.7.2021 (Tiempo de lectura: 10 min.)

Cómo salir de ASNEF paso a paso

Continuamente contratamos muchos servicios periódicos, que van desde los financieros (tarjetas bancarias, préstamos) a otros de pago periódico, como luz, agua o telefonía. A diferencia de una compra en la que se hace el pago a la vez que se recibe lo pagado, estos servicios requieren de un pago periódico o se pagan posteriormente a recibir el servicio.

Por ello, determinar la posibilidad de pago de quién lo contrata y la gestión de riesgos es tan importante. En este control de riesgo la existencia de ficheros de impagos, en el que se señalan incumplimientos recientes por parte de los clientes, se ha convertido en una herramienta fundamental para el análisis previo del cliente y determinar su capacidad de pago.

Por ello, si estás incluido en un fichero de impagos como ASNEF, saber qué es, cómo funciona y especialmente cómo salir de ASNEF es tan importante.

Qué es ASNEF

ASNEF es la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito, una Organización Empresarial que es titular del Fichero ASNEF, que generalmente se conoce solo con el nombre de la organización, ASNEF.

Este fichero contiene datos sobre el incumplimiento de obligaciones de pago, que las entidades aportan información cuando se produce este impago y que a su vez otras entidades (generalmente empresa) consultan con el fin de obtener seguridad en su actividad empresarial.

Su objeto es prevenir la morosidad, permitiendo a las empresas valorar la solvencia tanto de los consumidores (personas físicas) como empresas (personas jurídicas) con las que tienen o van a tener relaciones comerciales, de crédito o de pago periódico.

Por ello, su funcionamiento se basa en la información que se proporciona y se consulta. Todas las entidades partícipes del fichero son miembros de la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito, de la Asociación Española de Factoring y de la Asociación Española de Leasing, por lo que participan en un gran número de sectores entre los que destacan:

  • Entidades financieras (bancos, cooperativas de crédito y establecimientos financieros de crédito o EFC).
  • Empresas de renting.
  • Sociedades de garantía recíproca.
  • Empresas de telecomunicaciones.
  • Compañías de seguros de crédito.
  • Editoriales y distribuidoras de libros.
  • Empresas ofimáticas.
  • Distribuidoras de tarjetas.
  • Operadoras de telefonía fija y móvil.
  • Compañías de alquiler de coche.
  • Empresas energéticas.
  • Agencias de valores y bolsa.

Los datos que se incluyen en ASNEF se utilizan sólo con la finalidad de ayudar a las entidades que consultan y aportan información, siendo su único uso. Además, pueden usarse, pero anónimamente para realizar análisis estadísticos.

Con este esquema de funcionamiento, las empresas consultan ASNEF cuando una persona va a solicitar una operación que tenga riesgo económico, como es un préstamo, para comprobar si está al corriente de pago.

Otros registros de impagos

Aunque ASNEF es el fichero más conocido no es el único, otros tres ficheros son también importantes. Funcionan de forma similar, pero con matices:

Uno de ellos es el fichero BADEXCUG de Experian Bureau de Crédito. Este fichero de solvencia recibe la información de más de 230 entidades, al igual que ASNEF con reciprocidad a la hora de informar y consultar datos.

El segundo fichero es el Registro de Aceptaciones Impagadas o RAI. Este fichero exclusivamente informa sobre datos de empresas (personas jurídicas), en concreto sobre los efectos de comercio (letras aceptadas, pagarés cambiarios, cheques de cuenta corriente y pagarés de cuenta corriente) o recibos que lo sustituyen, impagados, y cuyo importe sea superior a 300 euros. Este fichero es gestionado por el Centro de Cooperación Interbancaria (CCI). Solo se inscriben impagos

El tercer fichero es la CIRBE, Central de Información de Riesgo del Banco de España, es un servicio público que gestiona una base de datos que contiene todos los préstamos, créditos, deudas con tarjetas de crédito, avales y riesgos que las entidades financieras conceden, y asumen, a sus clientes, ya sean consumidores (personas físicas) o empresas (jurídicas). Es decir, solo informa de deudas (aunque estén al día) o impagos relacionados con entidades financieras inscritas en el Banco de España, y no de otras empresas que conceden préstamos, como los préstamos rápidos.

Blog: ¿Qué implica estar en ASNEF?

Cómo saber si estoy en ASNEF, derechos y obligaciones del consumidor

Si estás incluido en ASNEF es porque una de las entidades partícipes ha comunicado un incumplimiento de alguna obligación dineraria. Generalmente habrás recibido una comunicación de esta inclusión, ya sea por medio electrónico, como un SMS o un correo, como aviso por parte de la empresa que vas a ser incluido y cuando esta se produce por carta escrita.

Esto es así porque la normativa implica que la notificación debe realizarse siempre por un “medio fehaciente”. Como tal, se señala que es el correo, pero esto genera problemas ¿Qué ocurre si estás en una dirección distinta y no has recibido ninguna notificación? Esto genera dos posibles situaciones.

Consulta a ASNEF sin número de referencia

Si no tiene constancia de la deuda, pero cree que existe, o simplemente quiere hacer una consulta, tiene derecho a recibir esa información. Para ello, tendrá que dirigirse a la empresa que gestiona el fichero ASNEF, Equifax Ibérica SL, a través de dos opciones:

  • Por medio de un correo electrónico, en la dirección sac@equifax.es.
  • Por correo postal a la siguiente dirección: Apartado de Correos 10.546, 28080 Madrid.

Consulta a ASNEF con número de referencia

Se acelera mucho el proceso, ya que en este caso solo tendrá que usar este linkhabilitado en la página de ASNEF.

La forma de hacerlo es muy sencilla. Tan solo tiene que introducir el DNI y el número de referencia y recibirá los datos.

Sea de una forma u otra, si la solicitud es correcta, se le remitirá la contestación en el menor plazo de tiempo posible. La Ley, artículo 12 Real Decreto 1332/1994, señala un plazo máximo de un mes para permitir el acceso de los titulares a sus datos personales

Por último, hay que señalar que a pesar de lo que muchas personas crean, las deudas pueden continuar con su reclamación en el tiempo, pero no así estar en ficheros como ASNEF. Así transcurridos 6 años, no pueden incluirse dentro de un fichero de impagos.

Cómo realizar el pago de la deuda

Desde la inclusión de una deuda en ASNEF tan solo podrá salir de este fichero tras los 6 años que hemos señalado o pagando la deuda. En este caso las mayores dudas que tiene el consumidor afectado es cómo hacerlo o notificarlo, especialmente si ya te da esta posibilidad alguna empresa de gestión de cobros que actúa como intermediaria o porque haya adquirido el derecho de cobro.

En estos casos, siempre que sea posible, es mejor pagar la deuda directamente a la empresa que se deba. Ya que, lo que más nos interesa más allá de acabar con futura reclamaciones, es salir de ASNEF y hacerlo directamente ahorra tiempo.

Lo que marca la ley es que, una vez realizado el pago, la entidad informa a ASNEF del mismo y se produce la exclusión. Por ello, es siempre mejor hacerlo directamente. Pero puede darse el caso que no se produzca esta información y se demore. Por ello, tener un justificante del pago es tan importante para:

  • Comunicar a la entidad el pago, y así informen a ASNEF del mismo y eliminen ese registro.
  • Comunicar a ASNEF. Para acelerar el pago ASNEF tiene un Formulario de Cancelación Ágil, en el cual puedes comunicar el pago, añadiendo la documentación acreditativa del pago de la deuda.

Ventajas de usar financiación: Los préstamos con ASNEF

Ya sabemos cómo informarnos y salir deASNEF, pero queda algo muy importante, cómo hacerlo. En la mayoría de los casos se ha producido esta inclusión en ASNEF por un impago impuntual por falta de ingresos o porque estos ingresos eran insuficientes.

El principal problema está en conseguir estos ingresos cuando no existe capacidad de ahorro y conseguir un préstamo normal es imposible precisamente porque se está dentro de ASNEF.

Para ello, los préstamos con ASNEF son una herramienta perfecta para conseguirlo. Estos préstamos también estudian el riesgo de la operación, pero no deniegan por el mero hecho de estar dentro de ASNEF, sino que ven cuál es la deuda (si es pequeña y puntual como suele ser común) y, en estos casos si te conceden la financiación.

Un préstamo con ASNEF puede usarse para cualquier otro fin, pero si es posible es un instrumento ideal para pagar la deuda con ASNEF y salir del registro y así conseguir:

  • Disminuir gastos, ya que una deuda reclamada puede incrementarse en intereses o en reclamaciones judiciales.
  • Permite conseguir contratar otros servicios, si vas a cambiar de compañía de telefonía o de luz, por ejemplo, estar en ASNEF lo hace imposible.
  • Conseguirás ampliar las opciones de financiación, hasta contratar tarjetas de crédito a préstamos inmediatos.

Cómo evitar entrar en ASNEF

Realizado el pago, la forma más sencilla de saber si estás excluido del fichero es solicitando algún servicio que estés pensando contratar y ver que no se deniega tras realizar la empresa la consulta con ASNEF.

Si no tienes esa posibilidad podrás solicitar que te informen de la forma que hemos señalado, por correo postal o correo electrónico. Puede darse el caso que sigas incluido sin tener que estarlo y que tengas que solicitar una rectificación.

Para ello tienes a tu disposición un formulario para el Ejercicio de los Derechos ARCO. Como su propio su nombre indica permite:

  • Acceso a los datos: Saber si estás incluido o has dejado ya de estarlo.
  • Rectificar los datos: Si existe algún error, esencialmente en cantidad.
  • Cancelar los datos: Porque ya has realizado el pago.
  • Oponerse a los datos: Porque están incluidos por error, nunca has tenido una deuda, por ejemplo.

Además de estos derechos ARCO, también puedes solicitar Limitar estos datos, que no sean accesibles a terceros, señalando la entidad. Aunque, en el caso de ASNEF todos los socios pueden a priori ser consultados por todos sus socios.

Cómo evitar entrar en ASNEF

Por todos los perjuicios que se derivan de estar incluidos en ASNEF, es muy recomendable tomar medidas para procurar no estar en ASNEF, entre las que están:

  • Buscar un equilibrio en el presupuesto y procurar no incluir en deudas, esencialmente financieras, que sea difícil tener al día.
  • Controlar el ciclo de pagos de los recibos y si conviene tener domiciliados todos los recibos. En muchas ocasiones puede ser más cómodo, pero una devolución por no poder pagar inicia un impago que puede acabar en ASNEF. Pero si pagas el recibo de luz o teléfono en la caja del banco tendrás unos días de más para pagar y, sobre todo, más opciones de conseguir el dinero y no incurrir en impago.
  • Presta especialmente atención a los plazos: Nunca pueden incluirse en ASNEF hasta haber reclamado antes el pago. Para ello tienes un plazo dilatado en el que podrás realizar el pago sin que te incluyan en el fichero, ya que tienen que haber transcurrido cuatro meses, 120 días.

En definitiva, estar en ASNEF genera importantes perjuicios a quién está incluido y por ello, cómo salir de ASNEF es tan importante y hacerlo bien paso a paso, desde informarte sobre la inclusión, realizar el pago y comunicar el mismo de forma correcta y, por supuesto asegurar que esa anotación ha sido cancelada.