RAI y ASNEF: diferencia y cómo funcionan

30.10.2019 (Tiempo de lectura: 7 minutos)

Blog

RAI y ASNEF son instituciones que se encargan de revisar el perfil de posibles solicitantes de créditos. Ambos demuestran si existe morosidad en un historial.

En España pueden existir problemas o inconvenientes al momento de solicitar créditos por parte de entidades que otorguen este tipo de financiamiento si estas incluido en los Registros de Aceptaciones Impagadas (RAI) o en la Asociación Nacional de Entidades de Financiación (ASNEF). Por lo tanto, es importante saber que los historiales de crédito son considerados y que, en caso de mora en pagos, saldrán reflejados.

El RAI y la ASNEF representan un listado de morosos a la que acceden diferentes entidades para la comprobación del estado de morosidad de cualquier potencial cliente. En el RAI se encuentra registrada la información negativa de las sociedades y el ASNEF se registran los datos relacionados con los impagos de compañías y personas

En España, en efecto, al solicitar cualquier tipo de crédito rápido, en todos sus formatos, es de gran importancia tener como referencia a dos elementos que pudiesen afectar cualquier tipo de operación crediticia, tanto RAI como ASNEF.

¿Qué es RAI y qué es ASNEF? ¿Cómo funcionan?

El RAI es un fichero o registro donde se refleja el incumplimiento de obligaciones de pago de personas jurídicas por montos igual o superior a los 300 Euros, donde el deudor reconoce la deuda.

ASNEF representa también un fichero o registro que se utiliza para determinar la solvencia de una organización o persona, en este caso aparecen reflejados los impagos de personas y empresas.

A través de la ASNEF, se obtiene información relacionadas con las deudas impagadas que incluye hasta un recibo de telefonía. El RAI es llevado por la asociación de cajas de ahorros y Bancos de España. Por su parte el ASNEF es llevada por la empresa EQUIFAX, S.L.

Este listado suele ser utilizado por las empresas que otorgan créditos o inmobiliarias, a fin de verificar la solvencia de los posibles clientes. A este listado solo tienen acceso las organizaciones que estén debidamente asociadas.

¿Para qué sirve cada uno en España?

Tanto RAI como ASNEF pueden servir a las empresas crediticias en España, como un instrumento para poder realizar la evaluación de los potenciales clientes a recibir créditos.

Todo deudor, persona jurídica, física u organización que no cumpla con sus compromisos de pagos y de obligaciones para el momento de su vencimiento pudiese estar incluido en registros que pueden afectar negativamente su solvencia para solicitar un crédito o financiamiento.

Ambos tienen un comportamiento homólogo. Lo que buscan es comprobar de forma minuciosa el estado financiero de una persona o marca registrada. Es por ello que estos listados de morosidad sirven a las entidades financieras en los siguientes casos:

  • Podría significar la negativa al otorgamiento de créditos por parte de las entidades financieras.
  • Constituye una herramienta importante para el otorgamiento de créditos con niveles de bajo riesgo, tanto para préstamos online como presenciales.
  • Permite detectar a aquellos potenciales clientes con riesgos superiores a los estándares normales.

¿Cómo podría afectar a la hora de pedir un crédito y sus posibles soluciones?

En toda operación de financiación en la que los acreedores ofrecen sus servicios, los elementos básicos a tomar en cuenta lo representa el comportamiento en lo referente a los pagos que realiza la persona o empresa. Ello se establece con la finalidad de aprobar o rechazar dicha solicitud.

Los listados de morosidad de RAI y ASNEF son utilizados para determinar el grado de solvencia de posibles clientes, así como los impagos de los mismos. Podría afectar a cualquier cliente de manera inmediata cuando acceda a una empresa de financiamiento personal, teniendo como consecuencia el rechazo de la solicitud.

La inclusión en estos listados no tiene ninguna implicación en el orden legal. Sin embargo, la principal afectación derivada de la inclusión en dicha lista es la dificultad para el acceso al otorgamiento de créditos (hipotecas, tarjetas de créditos, microcréditos, etc).

Aunque, como bien se sabe, las exigencias del mercado español en materia crediticia sean altas, siempre será posible acceder a un préstamo con ASNEF en internet. Cumpliendo con los debidos procesos, se podrá establecer una solicitud y ser aprobada.

¿Te gusta este artículo? Compártelo con tus amigos

Compartir en Facebook

¿Tienes alguna pregunta o alguna experiencia propia? Compártela en los comentarios.

También podría interesarte